La memoria que nos conecta: Reflexiones sobre la dictadura militar en Argentina

En la semana de la memoria, un momento histórico para reflexionar sobre nuestro pasado y honrar la memoria de aquellos que sufrieron y resistieron durante la dictadura militar en Argentina, es imperativo recordar algunos de los números que marcaron aquel oscuro período de nuestra historia.

Actualidad 24 de marzo de 2024 I24

Durante 2818 días, el país estuvo bajo el yugo de una dictadura que dejó una profunda huella en la sociedad argentina. Cuatro presidentes desfilaron por el poder durante este tiempo: Videla, Viola, Galtieri y Bignone, cada uno dejando su propia marca en la historia nacional.

Mientras el país vivía bajo un régimen autoritario, el mundo seguía girando. Dos mundiales de fútbol, dos juegos olímpicos y tres papas ocuparon los titulares mientras en Argentina se cerraban 20.000 fábricas y se abrían 340 centros clandestinos de detención, lugares de horror que aún hoy nos estremecen.

La deuda externa se disparó, multiplicándose por seis, mientras que la inflación acumulada durante esos años alcanzó un asombroso 517.000%. El mundial de fútbol de 1978, que debía ser una fiesta deportiva, se vio empañado por la desaparición de 69 personas, una sombra que aún perdura en nuestra memoria colectiva.

La censura y la represión cultural fueron herramientas comunes del régimen, prohibiendo más de 200 canciones, más de 600 libros y censurando cientos de películas. Mientras tanto, la pobreza se disparaba, pasando del 4,4% en 1975 al 37,4% en 1983.

La guerra de Malvinas, un conflicto que aún hoy sigue siendo motivo de debate y reflexión, se cobró la vida de 649 soldados argentinos, mientras que 350 veteranos se suicidaron una vez finalizado el conflicto.

La dictadura militar disolvió el Congreso, prohibió los sindicatos y cercenó la actividad política. Miles de personas fueron secuestradas, torturadas y desaparecidas, dejando un trauma imborrable en nuestra sociedad. Aunque la Conadep registró 9.000 casos denunciados, se estima que el número real de desaparecidos asciende a 30.000.

La dictadura también dejó un legado de exilio, con aproximadamente 500.000 argentinos abandonando el país, ya sea de manera voluntaria o forzosa, en busca de seguridad y libertad en tierras extranjeras.

Es importante recordar que este oscuro capítulo de nuestra historia no fue solo un problema interno. La complicidad internacional también jugó un papel crucial, con Estados Unidos reconociendo a Rafael Videla como presidente y el FMI aprobando un crédito internacional de 110 millones de dólares el mismo día del golpe militar.

Asimismo, la estatización de la deuda privada de grandes empresas, incluidas algunas de las más poderosas del país, generó un enorme costo para el pueblo argentino, demostrando cómo los intereses económicos estaban entrelazados con la represión política.

En esta semana de la memoria, recordemos no solo los números, sino también las historias de aquellos que resistieron y lucharon por la justicia y la verdad. Mantengamos viva la memoria de aquellos tiempos oscuros para que nunca más se repitan en nuestra amada Argentina.

Te puede interesar
Lo más visto

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email